Blog de Directo a Japón

Los Jizos

Esas pequeñas estatuas que esconden un oscuro significado

08 de Marzo de 2023

     Los jizos son figuras de piedra que se pueden encontrar en Japón y otros países asiáticos. En la cultura japonesa, se les considera como guardianes de los viajeros y protectores de los niños y las mujeres embarazadas. La palabra "jizo" se escribe en japonés como "地蔵" y su pronunciación es "jee-zoh".

 

El origen de los jizos se remonta al siglo VII en Japón, cuando se popularizó la creencia budista en la reencarnación y en la existencia de los seis reinos del samsara. Según esta creencia, las almas de los fallecidos se reencarnan en uno de los seis reinos, dependiendo de su karma. Los jizos se convirtieron en figuras importantes en la creencia popular, ya que se les asociaba con el reino humano, y se les consideraba guardianes de las almas que no habían alcanzado el Nirvana.

 

Jizos en Kamakura
Jizos en Kamakura

 

Los baberos rojos

Los jizos son a menudo representados como pequeñas figuras de piedra con una túnica roja y una cabeza calva. En la cultura japonesa, se cree que el color rojo tiene un poder protector y se utiliza a menudo en ceremonias y festivales religiosos. La ropa roja que se utiliza para vestir a los jizos es conocida como "bibs" y es una prenda simple y rectangular que se ata alrededor del cuello de la estatua. Estos bibs se hacen a mano y a menudo son elaborados por los fieles de los templos y santuarios como una ofrenda devocional, aunque la tradición dice que estos "vestidos" los crean las madres de los niños nonatos o que han muerto antes de nacer como una forma de honrar a sus hijos y como una ofrenda para pedir protección y bendiciones. Esta práctica es conocida como "mizuko kuyo" o "servicio para los niños del agua" y es una forma de honrar y consolar a los niños que no han tenido la oportunidad de nacer o de vivir. Los jizos son vistos como protectores y guardianes de los niños, por lo que se les presenta esta ofrenda de los bibs rojos.

 

Sin embargo, es importante señalar que los bibs rojos también son utilizados en otros contextos, como ofrendas devocionales por los fieles de los templos y santuarios, como mencionamos anteriormente. Los bibs hechos por las madres de los niños nonatos son una parte importante de la tradición de mizuko kuyo, pero no la única forma en que se utilizan los bibs rojos en la cultura japonesa.

 

Aunque los bibs se pueden hacer de diferentes tipos de tela, la mayoría de ellos están hechos de algodón rojo. Algunos bibs tienen diseños y símbolos especiales que se relacionan con el templo o la región en la que se encuentran. Por ejemplo, un templo en la región de Tohoku puede tener un bib con diseños de grullas, mientras que un santuario en la región de Kanto puede tener un bib con diseños de cerezos en flor.

 

A veces se les representa sosteniendo una vara de incienso o una rueda de oración, y a menudo se les coloca en lugares donde los viajeros puedan verlos, como a lo largo de los caminos de montaña o en los cruces de carreteras. En la actualidad, los jizos se pueden encontrar en todo Japón, y muchos templos y santuarios tienen estatuas de jizos en sus terrenos.

 

Algunos lugares famosos que cuentan con jizos incluyen:

  1. El templo Ryoanji en Kioto, que tiene una gran estatua de jizo en su jardín de rocas y arena.

  2. El templo Koya-san en Wakayama, que tiene cientos de estatuas de jizo a lo largo de su camino de peregrinación. También en el propio monte, a lo largo del camino, encontraremos cientos de estatuas jizo.

  3. El abismo de Kamangafuchi en Niko. Se calentaron cuando le llamaron "abismo", ya que del lugar hasta el río apenas hay 5-10 metros de altura, pero la zona es espectacular.

  4. El templo Zojoji en Tokio, que tiene una gran colección de estatuas de jizo, algunas de las cuales son antiguas y muy valiosas.

  5. La Isla de Miyajima en Hiroshima, donde los visitantes pueden ver estatuas de jizo a lo largo del camino que conduce al santuario Daiso-In, en el precioso monte Misen.

 

Jizos en el Otagi Nenbutsu-ji de Kioto
Jizos en el Otagi Nenbutsu-ji de Kioto

 

Además de Japón, los jizos también se pueden encontrar en otros países asiáticos, como China, Corea y Vietnam, donde son conocidos por diferentes nombres y tienen algunas variaciones en su apariencia y significado.

 

  • En China, por ejemplo, los jizos son conocidos como "Dizang" y se les considera protectores de los muertos y guías en el viaje al más allá. A menudo se les representa con ropas monásticas y sosteniendo una flor de loto o una perla.

  • En Corea, los jizos se conocen como "Jijang" y tienen un papel similar como protectores de los difuntos. Se les representa a menudo con una apariencia más amistosa y jovial, sosteniendo un cetro en la mano.

  • En Vietnam, los jizos se conocen como "Di Lac" y se les considera un símbolo de la compasión y la benevolencia. A menudo se les representa con una túnica amarilla y sosteniendo un cetro o una rueda de oración.

 

Como ves, los jizos son figuras importantes en la cultura japonesa y se les considera protectores de los viajeros y los niños. Se pueden encontrar en todo Japón, a menudo en lugares sagrados como templos y santuarios, y son una parte importante de la tradición religiosa y cultural del país.

 

¡No te olvides de nada!

Deshabilitar la revisiónsugerencias PremiumDeshabilitar la revisiónsugerencias Premium

Comentarios

 Quiero suscribirme y recibir novedades de Directo a Japón