• info@directoajapon.com

Blog de Directo a Japón

Qué ver y hacer en Toyama

Guía para descubrir Toyama, una joya escondida en los Alpes japoneses

02 de Noviembre de 2020

     Toyama es la ciudad capital de la prefectura del mismo nombre. Con alrededor de medio millón de habitantes, se encuentra en la costa del mar de Japón, al norte del área central de Honshu y a unos 300 kilómetros de Tokio. Como apunte histórico, hay que decir que la ciudad fue duramente bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial ya que allí fabricaban aluminio y acero, y acabó con prácticamente toda la población existente (unos 100.000 habitantes).

En Toyama podrás encontrar el mejor sushi y sashimi de todo Japón (o eso dicen) gracias a la pureza de sus aguas, además de preciosas zonas tradicionales con canales, importantes museos, auténticos artistas del cristal, rutas de trekking que harán las delicias de los más aficionados al deporte, y mucho más que intentaremos mostrarte en esta guía.

 


NOTA: Esta visita no suele ser habitual en un primer viaje ya que hay otros lugares más "imprescindibles" para esa primera visita a Japón, pero también nos gusta dar alternativas a los viajeros que ya han visto lo típico y, al volver, quieren ver algo nuevo y menos turístico. Solo si tienes muchos días en tu primer viaje, podrías considerar meter la visita a Toyama en tu planning, aunque es cuestión de gustos y eres tú quien finalmente haces tu itinerario ideal.

 

CÓMO LLEGAR A TOYAMA Y CÓMO MOVERTE POR ELLA

Toyama se encuentra en la ruta del Shinkansen Hokuriku que cubre la ruta entre Tokio y Kanazawa, así que ese sería el transporte habitual para llegar a Toyama tanto si vienes de Kanazawa como de Tokio. También cabe la posibilidad que el día anterior lo pases en Takayama, así que para llegar a Toyama deberás tomar la línea JR Takayama o la línea JR Hida (aunque de esta última, hay pocos trenes). Desde Tokio se tarda entre 2h15 y 2h40, según la hora en la que lo tomes, y desde Kanazawa no llega a media hora. Desde Takayama es 1h30 o 2h dependiendo de la línea.

 

Una vez en Toyama, tenemos autobuses de línea que nos vendrán bien para alguna visita y también varias líneas de tranvía, las nº 3 y nº 5, que nos servirán para la zona centro de la ciudad (el billete vale 210 yenes o 180 yenes con tarjeta monedero aunque, ojo, no funcionan ni la Suica ni la Icoca). Ambos transportes tienen parada en la estación de Toyama.

Como curiosidad acerca del sistema de tranvías de Toyama, el Centram, que es la línea circular de tranvía que recorre la ciudad de Toyama, es la primera red de tranvía de Japón que para justo debajo de la plataforma del shinkansen. Tienen unos ventanales enormes que facilitan la vista de los puntos turísticos junto a los que va pasando. El pase de un día cuesta 650 yenes. A día de hoy existe una promoción para aquellos turistas extranjeros que hagan noche en Toyama por la cual puedes solicitar un bono válido para dos trayectos gratuitos en cualquiera de las líneas de tranvía de Toyama. Pregunta por este servicio en la recepción de tu alojamiento.

 

También existe la opción de coger el Gurutto bus, un autobús turístico que por 210 yenes te lleva a algunos de los principales puntos de interés de la ciudad, y con un guía que te va dando información en el mismo autobús. También te da la opción de hacerte con un pase de un día para subir y bajar de este bus todas las veces que quieras. Su coste es de 750 yenes.

 

Como dato final, Toyama, excepto una zona en las afueras, es muy accesible a pie ya que el centro tiene todo relativamente cerca. Aunque si prefieres pedalear a andar tienes la opción de utilizar el Cyclocity-Toyama, un sistema de alquiler de bicicletas con más de 20 estaciones repartidas por toda la ciudad para que puedas desplazarte sin problemas. El pase de 24 horas que te permitirá utilizarlas cuesta 300 yenes, con un depósito de 700 yenes que te devolverán al entregar la tarjeta de alquiler. Luego hay un sistema de pago por tiempos, donde los primeros 30 minutos son gratuitos, así que si haces trayectos de menos de 30 minutos entre una estación y otra simplemente pagarías el coste inicial de la tarjeta de alquiler. Puedes encontrar más información en su web oficial.

 

QUÉ VER Y HACER EN TOYAMA

Toyama no es una ciudad que tenga mucho para ver en comparación a otras zonas más turísticas, pero lo que tiene es interesante. Haciendo un pequeño resumen, tenemos una colina con un mirador, un templo con 500 estatuillas, unos museos de artesanía, cerámica, arqueología, etc. Luego la zona del antiguo castillo de Toyama, el Museo del Cristal, que también es una biblioteca con un interior espectacular, y por último una tienda de medicina tradicional muy antigua, por nombrar algunos de sus puntos más interesantes.

 

Para ayudarte en la elaboración de tu ruta por Toyama, vamos a mostrarte varios de sus puntos turísticos más interesantes de la manera en que nosotros lo recorreríamos. Lo ideal es comenzar la excursión con lo que está más alejado del centro, y eso es el mirador del parque Kureha-san con el templo Chokeiji y la zona de museos tradicionales. Para ello, lo más recomendable sería tomar el autobús 62-92 ya que es el que va por esa zona (hay otros que te dejan a unos 20 minutos a pie) pero el problema es que no es muy frecuente, solo pasa uno por hora (aunque tarda solo 20 minutos en llegar a destino).

Al llegar a la parada de Kurehayama Rojin Senta (呉羽山老人センター(バス)) o Centro de Ancianos de Kurehayama, tendremos que seguir subiendo por un camino unos 5 minutos hasta llegar al Mirador del parque Kureha-san. Desde aquí se tiene una vista increible de casi toda Toyama con las montañas al fondo.

 

A continuación, la idea es volver bajando por la carretera hasta otra parada de vuelta más abajo, o volver a pie hasta la ciudad de Toyama que es como una hora de caminata (o de nuevo con el autobús 62-92 hasta la estación). Pero antes, nos desviaremos un poco para llegar al Templo Chokeiji.

Este templo no tiene nada especial en sí pero está al lado de una ladera de la montaña en la que podemos encontrar hasta 500 estatuas de discípulos de Buda. Cada uno de ellos con una expresión única, no se repite en ninguna. Es como estar en un anfiteatro repleto de gente solo que con un silencio como un templo.


Una vez visitado el templo con sus estatuas, seguimos bajando y lo siguiente que encontraremos son una serie de edificios a los lados de la carretera, cada uno albergando una cosa diferente pero relacionada con Toyama, ya sea sobre artesanía, cerámica, arqueología, etc. La entrada a cada museo es de 100 yenes, o 530 yenes si quieres visitarlos todos.

 

La siguiente parada en nuestra ruta por Toyama son los restos del Castillo Tomiyama. En lo que antes fue un castillo tenemos ahora un parque con una sección reconstruida del mismo. Dicha sección alberga un pequeño museo por si os interesa saber más de la historia de Toyama. Si habéis vuelto en bus desde la zona de Kureha-san hasta la estación, podéis tomar el tranvía y bajar en Kokusai-kaigijo-mae, o directamente caminar unos 15 minutos.

 

A unos 10 minutos a pie del parque del Castillo se encuentra nuestra siguiente parada. Se trata del Museo del Arte en Cristal. El edificio en sí es muy peculiar, tanto el exterior como el interior. Destaca bastante la arquitectura. En el interior, además del museo donde poder ver creaciones artísticas con cristal soplado, encontramos una biblioteca enorme, de varios pisos, toda llena de madera y cristal, con apenas separaciones entre piso y piso por lo que las fotos de su interior son una preciosidad.

 

A menos de 5 minutos se encuentra nuestra última visita de Toyama, una de las tiendas de medicina tradicional más antiguas de Japón, llamada Ikeda Yasubei Shoten. Lo más curioso es que, en el centro de la tienda, hay una máquina antigua con la que los dependientes muestran cómo se elaboran píldoras al estilo tradicional, incluso dejando a los clientes hacer la prueba. En el piso de encima hay un restaurante que sirve comida saludable cocinada con las mismas hierbas medicinales de la tienda.

 

 

EXCURSIONES CERCA DE TOYAMA

 TAKAOKA 

Takaoka es la ciudad natal del dibujante Fujiko F. Fujio, autor del megaconocido Doraemon y es por ello que en su ciudad tenemos algunas cosillas relacionadas con el gato del futuro sin orejas. Lo primero, nada más salir de la estación de Takaoka por su salida norte, nos recibe un camino con hasta 12 personajes de la serie hechas en bronce en posturas de felicidad.


Después, tenemos la reproducción casi exacta del parque de recreo de la serie. Se llama Takaoka Otogi Forest Park o Takaoka Otogi no mori Park. Allí encontraremos los típicos tubos de hormigón apilados además de figuras a tamaño real de los personajes, repartidos como si estuvieran en una escena de la serie. El parque se encuentra a unos 15 minutos de la estación de Shinkansen de Shin-Takaoka (que no es la misma que la de Takaoka a secas).

 

Dejando de lado el tema Doraemon, Takaoka también tiene un Gran Buda, a unos 10 minutos de la estación de Takaoka. Es uno de los Tres Grandes Budas junto con el de Nara y el de Kamakura. Originalmente de madera, después de sufrir varios incendios, se decidió reconstruirlo con materiales más resistentes como el bronce ya que era utilizado por las industrias de la zona. Mide casi 16 metros de altura teniendo en cuenta la base, a la que se puede acceder gratuitamente y de paso poder ver dentro la cabeza de madera original.

 

No muy lejos del Gran Buda, a unos 10 minutos a pie, se encuentran dos distritos históricos, conservados casi como en la época original, llamados Yamachosuji y Kanayamachi. En ellos encontraremos, además de unas calles muy bonitas parecidas a las de Takayama por poner un ejemplo, la antigua residencia de un mercader a la que se puede acceder con una tarifa de 300 yenes.

 

 GARGANTA DE KUROBE 

La Garganta de Kurobe o Kurobe Kyōkoku (黒部峡谷) es uno de esos lugares perdidos en medio de los Alpes japoneses que merece ser visitado al menos una vez en la vida. La belleza del paisaje natural, sus onsen al aire libre y la posibilidad de hacer un recorrido en tren (Kurobe Gorge Railway) de 80 minutos atravesando más de 20 puentes y 40 túneles mientras disfrutamos de las vistas de la garganta lo hacen un must para los viajeros más aventureros y amantes de la naturaleza.

 

Esta ruta puedes hacerla desde mediados de abril a mediados de noviembre, siendo la época del momiji (última quincena de octubre y primera de noviembre) la más idónea y espectacular. Esperamos poder hacer en el futuro un artículo exclusivo sobre esta zona con una gran cantidad de fotos para que puedas hacerte una idea de la belleza del lugar.

 

DÓNDE COMER EN TOYAMA

La especialidad de Toyama es el Toyama Black, una especie de ramen con caldo negro, originado tras la Segunda Guerra Mundial para alimentar a los trabajadores con un plato salado. El caldo es negro porque lleva salsa de soja. Famosa es la franquicia de Ramen Iroha que prepara unos Toyama Black realmente deliciosos y que se puede encontrar en muchas ciudades.

 

 

DÓNDE DORMIR EN TOYAMA

Como siempre decimos, nos gusta alojarnos cerca de la estación principal de la ciudad o pueblo por el ambiente que hay y por la comodidad a la hora de partir hacia la siguiente ruta. Así que en Toyama os podemos recomendar el APA HOTEL TOYAMA EKIMAE. Perteneciendo a la conocida marca APA, es un hotel bastante grande al lado de la estación, eso sí, hay que cruzar las vías por debajo para llegar a él. Aunque su aspecto se ha quedado atrás respecto de otros APA más nuevos, sigue teniendo ese estilo de hotel urbano con las mismas comodidades en todas partes, con su baño prefabricado, su lavadora y secadora para viajeros como nosotros, su vending machine, etc.

 

Además es muy alto por lo que tiene unas vistas despejadas hacia la ciudad y por encima de las vías. Por si fuera poco, dispone de unos baños públicos en la primera planta, idóneos para relajarse tras la visita a la ciudad.

La versión más moderna, aunque por ello, algo más cara, de la misma compañía la encontramos en el APA VILLA HOTEL TOYAMA EKIMAE. No lo confundáis, la diferencia en el nombre es el VILLA.

 


No dejes de visitar nuestro Buscador de alojamiento en Japón a la hora de organizar tu viaje. Encontrarás grandes ofertas y de paso nos ayudas al mantenimiento de la web.

 

Esperamos que esta guía de Toyama te ayude a organizar tu próximo viaje a Japón. Muchas veces hay que alejarse de lo típico para disfrutar de experiencias diferentes y Toyama es uno de esos lugares que vale la pena visitar para conocer esa otra cara de Japón.

 

 

¡No te olvides de nada!

Ver más artículos relacionados

Comentarios

 Quiero suscribirme y recibir novedades de Directo a Japón